Escuchamos un jaguarete en el Cerro más alto del Paraguay

Se puede decir que esta fue mi primera experiencia subiendo a un cerro y ustedes estarán pensado, es una locura subirte al cerro más alto del país sin una experiencia previa, pero..

¡Les juro que no sabía en qué me estaba metiendo!
Lejos de la subida, el frío o todos los kilómetros caminados para llegar a la cima, mi experiencia más densa en este viaje fue de camino al lugar. Pero eso conté en otro post..les dejo el link: El autostop más denso de mi vida.
Ahora sí,
Luego de unos minutos de haber llegado a un pueblito llamado Gral. Eugenio A. Garay, emprendimos una caminata tipo en procesión -porqué eramos casi 30 personas- rumbo al cerro que serían aproximadamente 7 km desde el pueblo.
  Yo estaba mentalmente preparada, sabía que íbamos a caminar mucho, pero no pensé que nos iba a llevar cuatro horas llegar hasta ahí, bueno en parte fue porque nos desviamos de camino unos cuántos kilómetros, y cuándo llegamos a la base ya eran las 1:30 a.m. Dónde a pasitos de punta y susurrando nos quejábamos de nuestro cansancio, ya que habían unas 40 carpas con todos dormidos en la zona de camping.
No hace falta ni siquiera mencionar que ese tramo ya hizo temblar el ánimo de algunos del grupo que decidieron quedarse en la base a acampar.
Yo llevaba una mochila de 65 lts. con dos botellas de agua de 2 lts. por lo que llegué con la espalda hecha mierda, y tuve que dejar una de las botellas en la base.  Decidimos descansar media hora antes de comenzar el ascenso y entre ir al baño, pagar la entrada , etc. ese tiempo pasó volando.
Exactamente eran las dos cuando empezamos a escalar.
Las primeras 5 estaciones no se sintió mucho, onda tranqui todos haciendo chistes, escalando entre risas. Pero, a partir de la sexta era toda una odisea llegar a la siguiente estación las caras comenzaban a enrojecerse, se veía el sudor por la ropa de cada persona, y  cuando nuestras piernas ya no daban más y exclamábamos: “¡Qué p&%$ esta subida!”, a cada rato. Encontramos el cartel que decía: Inicio de la zona empinada.   Y no, no es un chiste. Fue el único momento en que me pregunté, qué  C%&%JOS estaba haciendo ahí.
  A partir de ahí mis piernas ya iban por inercia y cada dos minutos le pedía a mi dupla descansar por media hora. Hasta que en un momento, mientras todos subiamos en silencio concentrándonos en respirar y exhalar correctamente, escuchamos unos ruidos a los costados del sendero por el que subiamos.
El primer penamiento que se me vino a mí fue que era algún animal, al escuchar todos nos miramos con cara de “?????????”, pero el cansancio de todos era mucho más fuerte que nuestras ganas de averiguar qué era eso, hasta que un minuto después volvimos a escuchar y cómo si telepáticamente todos nos pusieramos de acuerdo, comenzamos a escalar más rápido y sin descansar.
Al día siguiente le preguntamos al señor sobre lo que podría haber sido ese ruido y nos dijo que supuestamente fue un jaguarete. Ahí si me dió piel de gallina y agradecí bajar viva de ese cerro jaja
En fin, luego de varios plagueos, el momento más genial fue cuando después de dos horas y media de escalada nos encontramos el cartel que decía: “Bienvenidos al punto más alto del Paraguay”. -no recuerdo haber ansiado otro momento tanto como ese-

Caminamos un poco más y nos encontramos con una casa y en ella muchísimas carpas, lo que significaba que no estaríamos solos. Era increíble el viento que había y la vista, ¡La vista sin duda fue magnífica!

  Estar a 842msnm fue mágico, histórico, increíble.

Y, eso hizo que toooodo el sufrimiento de la subida valga la pena. Sobre la bajada no hay mucho que contar, lo que nos costó subir en más de dos horas lo bajamos en 40 minutos. Al 3 Kandú, subís cómo podés y bajás como querés..

Contactos:

Encargado del lugar: 0983 219 922 – Tomas Inchausti

Chofer desde E. Garay hasta la base (costo 15.000): 0994191 296 – Sr. Barúa


 No olviden seguirme en mis redes sociales:

Instagram: dahicardozo_

1 comentario en “Escuchamos un jaguarete en el Cerro más alto del Paraguay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*