Entre el barro y la lluvia-Ndapytái

  Dirían que lo más lógico después de haber caminado mucho y subido el Cerro más alto del Paraguay, es ir a descansar mínimo 12 horas. Pero, no. Luego de bajar el cerro, nos dispusimos a emprender un viaje a más de 260 km de Asu. Queríamos llegar a algunos de los saltos del Parque Nacional de Ca’azapa. Que, según google maps se encontraban en Cristal, un pueblito que está a 22 km de San Juan Nepomuceno. De los veintitantos que subimos al cerro, solo nueve nos bajamos para ir. Nos dividimos en grupos de a tres para hacer autostop,mi grupo y yo caminamos primero para mantener distancia de los demás grupos y estando en Garay a los otros seis les subió un auto que les llevaría hasta San Juan (está demás decir que iban apretados como sardinas) que por cierto iba hiper despacio. Cuando nos pasaron hacían muchos gestos de burlas, hinchándonos porque ya consiguieron quien les lleve. Y luego de caminar un ratito conseguimos que nos llevaran hasta Gral. Morínigo y de vuelta les pasamos y ya éramos nosotros quienes hacían los gestos, hasta que.. nos bajaron en Morinigo y de vuelta nos pasaron (:’c). 
   Luego de caminar muchísimos en Gral. Morinigo conseguimos que nos lleven hasta el desvío a Buena Vista y un ratito después ya por fin nos llevaron hasta San Juan. Estando en la ciudad de San  Juan nos íbamos por partes, algunos en auto, otros en moto y asi hasta que cuando todavía mas de la mitad del grupo estaba en la ciudad empezó a llover y el dueño de una despensa nos ofreció entrar a su casa a sentarnos, incluso nos puso televisión. No podíamos volver a Asu, porque algunos ya estaban en San Carlos, que sería el punto de encuentro para de ahí caminar 7 km hasta llegar al parque. Entonces, esperamos a que escampara para caminar hasta las afueras de la ciudad y volver a hacer dedo. Cuando salíamos de la ciudad nos encontramos con un cubano que nos empezó piropear mal a las chicas. 
  No caminamos mucho hasta que encontramos quien nos lleve a todo el grupo en la carrocería de una camioneta, nos topamos con que los 15 km eran caminos de tierra resbaladiza. Al llegar por fin a San Carlos, comenzamos una caminata por el barro que duraría más de tres horas. Eran solamente siete km pero el barro hizo que parezca veinte o más. Ya casi nadie aguantaba caminar cuando llegamos a una casa a preguntar si estábamos cerca, porque ya había oscurecido y no sabíamos el camino. Llegamos a la casa y para nuestra sorpresa era la casa de uno de los cuidadores y este nos dijo que estábamos a 1 km nada mas de lo que sería el Puesto de Control pero que de los Saltos que estábamos buscando, el más cercano se encontraba a 15 km y los demás a mucho más. Nos sentimos un poco desilusionados porque en realidad queríamos conocer esos saltos. Luego una camioneta nos ahorro caminar unos 200 metros de una arribada que a modo de info cuento que al bajarme me caí en el barro xD Seguimos caminando y a la vez que íbamos más oscuro se hacía y menos luces había. Sin duda, eran más de un kilómetro pero es que la gente siempre le quita unos km cuando va a dar número. En fin, llegamos al Puesto de Control-Cristal luego de un largo rato. Ahí nos topamos con dos guarda bosques que nos recibieron con mucha amabilidad a pesar de que no recibían visitas muy a menudo según lo que nos comentaron. Luego de un rato, armamos un camping en el pequeño corredor que tenían y nos comenzamos a duchar la mitad del grupo tuvo la mala suerte de bañarse cuando la electricidad se había ido. Mientras algunos se bañaban, un grupo estábamos hablando con el guarda bosques que nos comenzó a contar sus experiencias paranormales en ese y otros lugares, estando en medio de el monte es un buenisimo lugar para escuchar ese tipo de historia, sin duda. Todavía no me explico como, pero en un camping para seis personas entramos entre nueve, y el problema no era falta de camping, era falta de espacio ya que el pasto estaba húmedo y solo había un pequeño espacio en el corredor. Al otro día, después del desayuno volvimos a Asunción. Con mi grupo conseguimos dedo hasta asunción después de caminar cerca de una hora por Morinigo otra vez.  Promedio de espera para hacer autostop en Gral. Morínigo fue de entre 40 min a dos horas, en todos los grupos. Aunque no hayamos encontrado los saltos por culpa de google maps, nos divertimos entre el barro y la lluvia..
Pd: no les recomiendo hacer autostop en Gral. Morínigo, definitivamente NO. 
Paisaje de colores-Cristal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*